Apoyar al sector primario

horizonte oscuro para el campo español

Sin campo no hay comida

El sector primario en España pasa por momentos difíciles. Los incrementos de precios en los piensos, combustibles y fertilizantes son la “gota que colma el vaso”.

Además, la especulación de las grandes superficies ahoga a los productores que ya asumen en muchas ocasiones la venta de sus productos a pérdidas con tal de dar salida a sus cosechas o ganados.

Un ejemplo es el “mercadeo” de cítricos. El precio medio que el consumidor paga en un supermercado por un kilo de naranjas valencianas es de 1,60€ mientras que al agricultor se le están pagando 0,10€ por kilo.

Después de descontar los costes del cultivo, explotación y recolección, al agricultor no le queda beneficio. Esto desemboca en el abandono y prueba de ello es que cada año crece el número de hectáreas de terreno sin cultivo, abandonadas.

Este problema se acrecienta en el medio rural o la llamada “España vaciada”; donde el principal motor económico es el sector primario y donde la población huye ante la falta de oportunidades con destino a las grandes ciudades.

Y ahí sigue creciendo el problema medioambiental. Ciudades saturadas de personas, con grandes problemas de tráfico por carretera y lejos del lugar donde se producen los alimentos. Crecimiento incesante del uso de combustibles fósiles y emisiones desmesuradas de CO2 a la atmósfera.

¿Seguimos? ¿hacemos algo para cambiar nuestro destino?

Protesta de agricultores con “tractorada” se dirige a Madrid

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Related Posts

A %d blogueros les gusta esto: